publicidad

9 de septiembre de 2017

“EL LIBRO DEL SOLDADO NAPOLEÓNICO”

        
         Las guerras napoleónicas son uno de los conflictos que más interés despiertan entre los amantes de la Historia Militar pero también es uno de los más complejos para iniciarse sobre todo en el tema de uniformologia y los distintos tipos de unidades de la época.
         Gracias a Miguel del Rey podremos conocer a los soldados que hicieron que Napoleón pasase a la Historia por sus victorias a lo largo y ancho de Europa. Alrededor de 1.600.000 franceses sirvieron al Emperador con una lealtad que era la envidia de los demás generales de la época, la razón era que “el emperador dio dignidad a unos hombres, en su mayoría gente común, a los que el antiguo régimen siempre había tratado como siervos”. Al contrario que sus enemigos el ejército imperial francés se basaban en el mérito y solo el tres por ciento de los oficiales eran nobles, la inmensa mayoría eran veteranos que ascendían por su valor...

         Tras una interesante introducción sobre la evolución del ejército revolucionario a la máquina de guerra imperial y el comienzo del declive tras las primeras derrotas. Como la llegada de los nuevos reemplazos obligo a Napoleón a cambiar su táctica de combate apretando más las filas y dando mayor importancia a la bayoneta por la escasa formación en disparo. También veremos la diferencia entre las unidades de línea y las ligeras; entre los granaderos y los voltigeurs; coraceros y lanceros…
       Los principales capítulos del libro sirven para ir conociendo una a una los distintos tipos de unidades del ejército imperial francés, sus armas, uniformes y como fue la evolución a lo largo de las guerras. En los “Engranajes del Imperio” descubriremos a la infantería y caballería de línea, coraceros, carabineros, lanceros y por supuesto a la Artillería, el arma favorita de Napoleón, donde empezó su carrera militar. En “los hombres de la guardia” el libro se centra en la guardia pretoriana del emperador, una serie de unidades de élite “que representaba toda la esencia del concepto militar que debía caracterizar a sus ejércitos”. Los cerca de 2.000 guardias del cónsul llegaron a ser más de 100.000 en 1814 entre los Guardias Viejos, la caballería de la Guardia con todas sus excelentes unidades como “la guardia de Dios”, la legión del Vistula, Mamelucos… e incluso una unidad de marinos de la Guardia.
         Todo acompañado de numerosas imágenes y tablas con los colores de cada una de las unidades. Pero lo mejor de todo son las más de veinte excelentes ilustraciones de Angel Garcia Pinto, amigo de BHM y por cierto ilustrador de mi libro sobre Cayo Mario, y Antonio Gil que nos permiten ver cómo eran los Soldados de Napoleón.
         Al igual que su compañero de colección “El libro del soldado de la Wermacht” es un excelente libro tanto para los napoleonmaniáticos como para comenzar en el mundo de las guerras napoleónicas de forma amena y didáctica.
Ficha Técnica:

Nº de páginas: 222 págs.
Encuadernación: Tapa dura


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS DE AUTOR